Archivo de la categoría: Francia

Foutaises

Dirigido por: Jean-Pierre Jeunet

Escrito por: Jean-Pierre Jeunet y Bruno Delbonnel.

Interpretado por: Dominique Pinon, con la participación de Chick Ortega y Marie-Laure Dougnac.

Francia – 1989 – 8 min.

Anuncios

Corto Maltés

Dirección: Pascal Morelli.

Guión: Natalia Borodin y Thierry Thomas; basado en el cómic “Corto Maltés en Siberia” de Hugo Pratt.

Francia – 2002 – Animación – 92 min.

Pascal Morelli, nacido en Paris pero curtido al comienzo de su carrera en Los Ángeles y Tokio, ha sido director de series de dibujos tales como Ghostbusters, Hello Kitty, Calamity Jane y Arsene Lupin entre otras, aparte de ser responsable de los storyboards de varios largometrajes en animación. Admirador desde joven de Hugo Pratt, empezó con la adaptación de Corto Maltés en 1997, para por fin después de cinco largos años y 500.000 dibujos, ver proyectado su primer largometraje en la gran pantalla.

Hugo Pratt (1927-1995), veneciano de nacimiento, recorrió más de medio mundo, (Etiopia, Las antillas, Canadá, USA, Brasil, Argentina…) para terminar viviendo en Francia desde el 70 al 84, y luego instalarse en Suiza hasta el 20 de Agosto de 1995 donde murió de cáncer. Pratt creó a Corto Maltés en 1967, un marinero aventurero, humanista y algo dandy, para llegar a convertirlo en un mito contemporáneo, hasta tal punto que algunos lectores llegaron a creer que existió realmente.

Numerosos trenes acorazados atraviesan las tundras heladas desde Siberia a Manchuria, entre ellos uno que transporta el oro del gobierno contrarrevolucionario, atrayendo a dispares mercenarios, y a Corto Maltés que acude en ayuda de las Linternas Rojas, una de las múltiples sociedades secretas chinas, acompañado de su viejo amigo y también enemigo Rasputín.

Portada del comic original del cual esta basado el largo.


La ciencia del sueño

Guión y dirección: Michel Gondry.

Interpretación: Gael García Bernal, Charlotte Gainsbourg, Alain Chabat, Miou Miou, Aurélia Petit, Sacha Bourdo, Pierre Vaneck, Emma de Caunes, Stéphane Metzger, Alain de Moyencourt.

Francia – 2006 – 105 min.

Este director de videos musicales, entre otros realizó seis clips de Björk, entró de lleno en el mundo del cine realizando los guiones del famoso Charlie Kaufman, muy alabado por su trabajo en “Cómo ser John Malkovich” y “Adaptation, el ladrón de orquídeas”, juntos realizaron “Human nature” y “Olvídate de mi”, esta ultima salvando los muebles a pesar de tener a Jim Carrey como protagonista.

Stéphane, un joven mexicano, regresa a Paris porque su madre le ha encontrado un trabajo en una imprenta de calendarios con unos compañeros muy particulares, muy original el calendario de desastrología que aporta Stéphane a la empresa. Se instala en el piso donde pasó su infancia y con la nostalgia comienza a refugiarse en los sueños. Cuando conoce a su nueva vecina Stéphanie, la refleja también en su mundo onírico, y comienza la batalla entre lo real y lo soñado.

Michel Gondry se embarca en solitario, por primera vez en esta para nada somnolienta película, a pesar de su titulo, consiguiendo un trabajo sorprendentemente original y muy divertido, con un Gael García Bernal, que terminara dándote mucha penita, pero realizando una maravillosa interpretación.


El aura

Guión y dirección: Fabián Bielinsky.

Interpretación: Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Alejandro Awada, Pablo Cedrón, Jorge D’Elía, Manuel Rodal, Rafael Castejón, Walter Reyno.

Argentina, España y Francia – 2005 – 134 min.

La muerte de este director hace ya dos años, fue una gran perdida para el cine argentino. Solo nos ha dejado la esplendida y ya clásica “Nueve Reinas”, y este magnifico esfuerzo de realización titulado “El aura”, donde consigue que la fotografía de la patagonia sea un personaje más en la cinta, y que la música sea la narradora de la misma, teniendo esta mucha importancia en los momentos que asoma el aura.

Mención especial a los planos de los atracos, tanto imaginados como reales, y sobretodo a un original y currado cambio de planos de fondo, manteniendo al protagonista sentado y llevándolo desde su cama hasta un todo terreno, pasando por un aeropuerto e incluso el interior de un avión.

Fantástico Ricardo Darín, que con un personaje tan difícil al que se enfrenta, un taxidermista introvertido y epiléptico con menos sangre en las venas que los animales que diseca, no solo sale airoso, si no que podría considerarse la mejor interpretación de su carrera.


Vidocq

Guión y dirección: Pitof.

Interpretación: Gérard Depardieu, Guillaume Canet, Inés sastre, André Dussollier, Edith Scob, Moussa Maaskri.

Francia – 2001 – 100 min.

El realizador de los efectos especiales de “Delicatessen”, dirige esta su primera película en 2001, con una cuidada escenografía, por supuesto llena de efectos especiales, y una estética sucia y a la vez colorista que muy bien podría haber sido sacada del mundo de los comics. Se caracteriza por ser la primera película de ciencia-ficción grabada completamente en cine digital, y obtuvo 5 premios en el festival de Sitges, incluyendo el de mejor película y el del director revelación.

Transcurre en Paris de 1.830 y esta basada en la figura histórica de Eugene Francois Vidocq, un héroe para el pueblo de Paris que inspiraría a escritores de la talla de Victor Hugo, Balzac o incluso Edgar Allan Poe.

En la linea de las clásicas películas detectivescas, tipo Sherlock Holmes, vamos acompañando la historia para dar caza al villano, en este caso a uno que se hace llamar “El Alquimista”.


Odette, una comedia sobre la felicidad

Guión y dirección: Eric-Emmanuel Schmitt.

Interpretación: Catherine Frot, Albert Dupontel, Jacques Weber, Fabrice Murgia, Nina Drecq, Camille Japy, Alain Doutey, Julien Frison, Laurence D’Amelio, Aïssatou Diop.

Francia y Bélgica – 2007 – 100 min.

El hasta ahora escritor Eric-Emmanuel Schmitt, (su novela “El señor Ibrahim y las flores del Corán” fue llevada al cine en 2003), se pone tras las cámaras para deleitarnos con esta comedia absolutamente recomendable, muy rica tanto en personajes como en diálogos, con unos secundarios trabajados al máximo, incluyendo un tal Jesús y sus comparaciones con la vida del hijo de Dios.

Odette, una viuda dependienta de cosméticos y apasionada de las novelas rosas, escribe una carta a su admirado escritor, que será una bomba para este, pues le llega en un momento bajo de su vida, que poseyendo éxito y muchas más cosas, se encuentra falto de cariño. La cinta no pierde fuelle por incluir temas como la homosexualidad y el maltrato dentro de su narración.

Cuenta con unos planos muy divertidos, y varios simpáticos y juguetones números musicales con Odette como solista y bailarina. Prácticamente estas toda la película con la sonrisa de felicidad y divirtiéndote al ritmo que te lleva la adorable protagonista.


Soñadores

Dirección: Bernardo Bertolucci.

Guión: Gilbert Adair; basado en su novela “The holy innocents”.

Interpretación:Michael Pitt (Matthew), Eva Green (Isabelle), Louis Garrel (Theo).

Francia, Italia y Reino Unido – 2003 – 120 min.

Autentica película de culto, con numerosos homenajes a la cultura, al erotismo, a la música (Hendrix, Joplin, Doors, Dylan, Trenet, Piaf…) y sobre todo al cine clásico, en especial a Jean-Luc Godard y su “Bande a part” con esa carrera a contrarreloj por el Louvre.

Cuenta la relación entre un americano y una pareja de hermanos franceses, que se conocen a raíz de acudir a diario a la cinematheque francesa, durante la revolución cultural de Mayo del 68 en Paris. Aunque realmente lo que vemos es la revolución de los personajes puertas adentro, ya que en medio del caos establecido y todo el revuelo de Paris, ellos, voluntariamente, no salen del piso en el centro durante todo un mes.

Me quedo con los magníficos juegos de espejos que realiza Bertolucci a través de toda la cinta, y con el juego cinéfilo de este peculiar trío.

“(…) Theo: Escucha Matthew…
Matthew: ¿Sí?
Theo: Tú eres un gran cinéfilo.
Matthew: Sí.
Theo: ¿Y por qué no ves a Mao cómo un gran director, haciendo una película con millones de actores, con sus miles de guardias rojos marchando juntos hacia el futuro con el pequeño libro rojo en la mano? Libros, no armas. Cultura, no violencia ¿No crees que sería una magnífica película épica?
Matthew: Supongo, pero… Es fácil decir “Libros, no armas”, y no es cierto. No son libros… Es Libro, un libro… Sólo es un libro.
Theo: ¡Cállate! Hablas igual que mi padre.
Matthew: ¡No, no! No, escúchame. Esos… Esos guardias rojos, a los que admiras, llevan todos el mismo libro, y cantan las mismas canciones y repiten como loros las mismas consignas. En esa gran película épica, todos ellos son extras. Da miedo. Me pone la piel de gallina. Siento decirlo, pero, para mí, hay una clara contradicción.
Theo: ¿Por qué?
Matthew: Porque si de verdad creyeras lo que estás diciendo, estarías fuera.
Theo: ¿Dónde?
Matthew: Ahí, en la calle.
Theo: No sé a qué te refieres.
Matthew: Sí, lo sabes. Está pasando algo, algo que podría significar algo importante, que podría hacer que las cosas cambien, incluso yo lo noto, pero no estás fuera. Estás dentro conmigo bebiendo vinos caros, hablando de cine, hablando de… maoísmo, ¿por qué?
Theo: Ya basta.
Matthew: No, dime por qué.
Theo: Basta.
Matthew: Pregúntate por qué. Porque no crees en ello de verdad. Te compras la lámpara y pegas los posters en la pared, pero no creo que…
Theo: Hablas demasiado (…)”


La haine “El odio”

Guión y dirección: Mathieu Kassovitz.

Interpretación: Vincent Cassel, Hubert Koundé, Saïd Taghmaoui.

Francia – 1995 – 97 min. – B & W.

Premiada en Cannes a la mejor dirección, Mathieu Kassovitz, este director-actor, (novio de Amélie Poulain en “Amélie”), consigue con este su segundo largo, una obra maestra imprescindible para cualquier cinéfilo. Rodada en color, para después ser exhibida en blanco y negro, cuenta con unos planos largos y efectistas, unos personajes con diálogos trabajados al máximo y una música que acompaña perfectamente toda la película, consiguiendo un filme totalmente redondo.

La historia, que transcurre en un solo día y esta situada en un suburbio de Paris, nos habla de racismo narrándonos las aventuras de tres jóvenes amigos (Vinz, Hubert y Saïd), y los hechos que ocurren después de una serie de violentos disturbios, donde un árabe resulta malherido por la policía.

Tanto Hubert Koundé (el africano) como Saïd Taghmaoui (el árabe) representan sus personajes con una credibilidad absoluta, pero sin duda, me quedo con la interpretación de Vincent Cassel (el judío), para mí, el mejor actor francés mejor del momento (Dobermann, Irreversible, Promesas de este…) y marido de Monica Bellucci. Borda el papel de principio a fin, haciendo totalmente suyo el personaje, con homenaje a “Taxi driver” incluido.

“Es la historia de un hombre que cae de un edificio de cincuenta pisos, para tranquilizarse mientras cae al vacío, no para de decirse: hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien… Pero lo importante no es la caída, es el aterrizaje.”